Para continuar disfrutando del Picofino way of life,

coloca tu dispositivo en posición vertical.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestra web mediante el análisis de tu navegación en nuestro sitio. Si continuas navegando, consideraremos que aceptas su uso.

UNA BONITA HISTORIA CLANDESTINA

El proyecto Picofino tarda casi 10 años en coger forma y ver la luz. Todo nace en Albuerne, un pequeño pueblo de la costa cantábrica asturiana (tan pequeño que no tiene bar), donde un amante de los destilados, al que algunos le decían picofino, buscaba crear una ginebra completamente única, de forma artesanal, haciendo decenas de pruebas en pequeños lotes que regalaba a sus amigos.

Con la ayuda de un amigo destilador orensano y un viejo alambique portugués de cobre artesanal, durante 8 años, lanzó una ginebra distinta anualmente que recogía lo mejor del año anterior y que se presentaba en una fiesta veraniega en su casa para que la degustasen sus amigos, muchos de ellos restauradores, barmans, cocteleros y, casi todos, picofinos compulsivos. Todos coincidían: cada año mejoraba la ginebra.

La llamó Mio Gin (es decir, era “su gin”). Producía aproximadamente 100 botellas numeradas al año de forma completamente artesanal y clandestina para compartir gratuitamente con los suyos.

Así se gesta la idea de crear algo diferente, un proyecto que girase en torno a esa ginebra y que recogiese la herencia de más de 8 años de pruebas y de afinamientos, sin más interés común que crear algo diferente, de una forma distinta y que todo el que quisiera lo pudiese probar. Qué mejor nombre para el nuevo proyecto que un homenaje a aquella reunión veraniega de picofinos: así nace el proyecto Picofino Artisan Spirits.

El alma del proyecto es la Picofino Original Gin, producida de la misma manera artesanal, con el viejo alambique portugués de cobre restaurado y con la base de los mismos ingredientes de la fórmula original que se afinó durante 8 años.

Pero, a la hora de salir al mercado, se decide crear, además, dos productos diferentes y exclusivos a partir de la ginebra original: el Picofino Fabuloso Vermut Gin Fusion y la sorprendente y única Crema de Ginegra Picofino con trufa negra, un espirituoso exclusivo que se convierte en una rareza realmente deliciosa.

Casi 10 años de historia no es nada. Lo importante es todo lo que nos queda por delante...